24 de enero de 2009

El viento...

Puede que ya en otros posts haya comentado lo poco que me gusta el fenómeno atmosférico del viento. Consigue hacerme estar malhumorado y nervioso, incluso es posible que llegue a darme miedo. Es algo incontrolable. Quizá forma parte de mis recuerdos de infancia; cuando la puerta que comunicaba aquella ermita con la casa de la ermitaña, se cerró de golpe a causa del viento, claro; y me quedé encerrado un minuto, no más de un minuto, gritando para que me sacasen de allí. No tenía nada de particular aquella iglesia ese día, ¿o sí?. Estaban las tres imágenes de siempre, la decoración de siempre, los bancos para los fieles, también de siempre. Pero había algo que no era habitual aquel mediodía: estaban los caballetes de madera recubiertos de paño negro de un funeral que habían hecho por la mañana.

Siempre me mantenían alejado de la ermita (pasábamos los veranos allí en casa de mi tía, la ermitaña), cuando había un entierro. Ese día también se me alejó de allí, pero al acabar la ceremonia, y quiero suponer que buscando el frescor del interior del templo para huir del tórrido viento de poniente del mes de agosto, me refugié allí dentro, como tantas otras veces; pero la verdad es que quizá buscase algo más que el fresco característico de los edificios religiosos. Quizá mi curiosidad me llevase a querer ver algo que en mi interior todavía permanecía borroso… la cara más fea y a la vez la más pública de la muerte. Aquel pobre catafalco, en nada parecido al que vemos más arriba, era parte de ello.

No lo sé. Pero no me gusta el fuerte viento. Ni en verano ni en invierno. Ese viento que no me deja escuchar y que me hace estar muy atento. El que me hace liberar más adrenalina de la necesaria. El que es capaz de impedir que se oigan nuestros propios gritos...

8 comentarios:

MaPaXhiTo dijo...

A mi me provoca la isma sensación que a ti, no me gusta nada.

Jerukiti dijo...

Ufff, ni a mí!!! L'aire deuria d'estar prohibit, almenys l'aire fort... xDD.
Vaja dia a València no?? Aire... virus... gola... fatal!!!

Dissortat dijo...

Mapax espero que con este viento que tan poco nos gusta el pobre pajaroto no salga volando xDDDD. Espero verlo pronto. ;-)

Dissortat dijo...

El dia estava condemnat abans de començar-lo. Quasi tots ho estan ara.

Estàs convidat a passejar més sovint per aquest solitari bosc, pot ser així sàpigues algunes coses del qui sempre mora en ell...

Anónimo dijo...

El vent sempre porta les veus de les ànimes. Si escoltes amb deteniment les pots identificar totes. I no diuen res que faça por... Perquè a la fi, tots serem ànimes. A mi m'agrada el vent, sempre que no faça malany. Gràcies al vent, també es pot volar el catxirulo... que és una cosa ben important.....

Jerukiti dijo...

Aquest bosc és prou gran com per a passejar per ell sense ser vist... no ho oblides... xD I sí, vaig aprenent coses de tu, que sempre és interessant. Un beseet.

Dissortat dijo...

Les animetes ja van deixar de parlar-me fa temps. Solament una ho fa alguna vegada... I sí, els catxirulos són d'allò més importants. Què faríem sense ells? xDDD (I aquest anònim... o_0 )

Dissortat dijo...

Jeruuuuu: Sí que és gran, sí, aquest bosc. I moltes vegades prefereixc no saber qui està entre els arbres.

I això d'aprendre de mi, no sé no sé... Encara que no se'm dóna malament la docència :P