22 de julio de 2013

"No te salves". M. Benedetti


No te quedes inmóvil 
al borde del camino 
no congeles el júbilo 
no quieras con desgana 
no te salves ahora 
ni nunca 
no te salves 
no te llenes de calma 
no reserves del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
no dejes caer los párpados 
pesados como juicios 
no te quedes sin labios 
no te duermas sin sueño 
no te pienses sin sangre 
no te juzgues sin tiempo 

pero si 
pese a todo 
no puedes evitarlo 
y congelas el júbilo 
y quieres con desgana 
y te salvas ahora 
y te llenas de calma 
y reservas del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
y dejas caer los párpados 
pesados como juicios 
y te secas sin labios 
y te duermes sin sueño 
y te piensas sin sangre 
y te juzgas sin tiempo 
y te quedas inmóvil 
al borde del camino 
y te salvas 
entonces 
no te quedes conmigo.

10 comentarios:

Manuel López Paz dijo...

Simplemente genial Benedetti.

Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Ha sido un placer leer este poema de Benedetti. Un acierto subirlo. Gracias.
Un saludo.

Mari-Pi-R dijo...

Muy bonito para no dejarnos inactivos sino en un rincón tranquilo.
Un abrazo

Laura T. Marcel dijo...

Diu que la saviesa resideix en el terme mig!
Per això cal buscar l'equilibri entre aquests moments d'abandó que necessitem tots i els de lluita que malgrat siguin a vegades durs, ens fan tirar endavant.
Que l'abandó sigui un estat provisional, tots ens hem de salvar!

Laura T. Marcel dijo...

...o no!

Igor dijo...

¡Hombre!!!
Sea usted requetedenuevobienvenido.
Buen poema, y eso que es de esos a flor de piel, pero es bueno. Y tiene un buen mensaje. Lo intentaré recordar, y eso que pienso que un huerto sería para mí algo así como la Vía Láctea. Pero Benedetti. No se lo discutiré yo.
Un abrazo.

Carmen Cascón dijo...

Un monstruo, sin lugar a dudas.
Un saludo

Cayetano dijo...

Benedetti siempre tan certero.
Aprovechando que interrumpo brevemente las vacaciones, paso por tu blog a saludarte.
Feliz verano.

Tamara dijo...

Uys, jejejeje, pues yo aunque lo hagas, si quédate conmigo. Un besazo.

Jerukiti dijo...

Que bonic!