31 de julio de 2013

De vikingos (Anales Irlandeses)

«Colérica esta noche ruge la tempestad. La blanca cabellera de las aguas revuelve. En las aguas de Irlanda ya no son de temer esta noche las velas de los fieros guerreros de Lochlann».


8 comentarios:

Eduardo de Vicente dijo...

A ver quien se atreve con esas aguas, lo más que te escupan a un naufrago.

Un abrazo. Buen verano.

Manuel López Paz dijo...

Me gusta mucho la mar bravía... Y más si hay vikingos de por medio.

Saludos

Laura T. Marcel dijo...

Temps tempestuosos?
Puc sentir la remor de les ones i els espetecs dels trons, però m'agradaria més poder escoltar el trot del cavall i no hi ha manera.

Mari-Pi-R dijo...

Pues tan solo pueden navegar los vikingos por allí.
Un abrazo

Roberto T dijo...

Cuenta Marco Polo en su "Libro de las Maravillas" que los japoneses se libraron de la invasión de los mongoles gracias también a una terrible tormenta que arrasó con su flota. Y dice que fue invocada esta tormenta por los poderosos magos del Cypango. No sé si los druidas irlandeses también podían hacer esto, pero es para sospechar..., jeje. Leyendas aparte, el mar embravecido es un espectáculo maravilloso, fabuloso, visto desde tierra, claro, no como para salir a pescar... Una forta abraçada :-)

Tamara dijo...

Me suena el nombre de Lochlann, tal vez leí algún libro que me hablaba de ellos. Un besazo.

Edmundo dijo...

Monumental, mi querido, monumental!!! Me complazco de que aún existas, no sabés cuánto... Un abrazo.

La Meva Perdició dijo...

Brindo per aquest post: Skål! Skål! Skål!
Ens trobem a l’altre banda del pont Bifröst!