1 de junio de 2011

Un resquício al conocimiento

Desde la ruinosa ventana de la Torre Oculta, atisbaré con cautela el mundo, y me asomaré a vuestros diversísimos Dominios, que han hecho del señorío del Bosque de la Larga Espera un lugar próspero, donde mi constante expectación ha sido menos abrumadora.

Imagen: ventana de la Torre Oculta x dissortat

21 comentarios:

Curiyú dijo...

Si que eres Altísimo Caballero y desde esa Torre puedes verlo todo con ojos suspicaces...

CarmenBéjar dijo...

A ver si llamas a tus servidores y podas un poco esas ramas de tu torre, porque si no difícilmente podrás ver otros Dominios.

Saludos

Manuel dijo...

Habrá que podar las ramas...Pero aún así debe verse los dominios hasta el infinito desde esa torre

Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Está bien eso tener una torre desde la que mirarlo todo, pero sin agobios, dejando lo negativo como poso de café en el fondo de una taza, como decían los versos de tu anterior entrada, que se me paso. Saludos.

Pilar dijo...

Los resquicios se inventaron para ver y contemplar sin ser visto.
Yo plantaría una fuerte enredadera para utilizarla como escalera de vez en cuando.
Un abrazo, caballero.

Cayetano dijo...

Así hay que mirar el mundo, con precaución, sigilo y cautela.
Un saludo.

Javier Peralta Medina dijo...

Si dejas esa ventana sin resquicios, la luz entrará directamente, y verás con más claridad el exterior...
Un abrazo Jordi¡¡¡

Eva Magallanes dijo...

Soy experta escalando torres y abriendo ventanas fortificadas, jeee!... hermosa fotografía y hermosas tus palabras, las comparto y me identifican... próspero es vincularse a través de las ideas, los sentimientos y emociones, el arte y la poesía, las reflexiones; menos abrumadora la existencia cuando nos vinculamos, de torre a torre hermoso caballero del bosque.

El Robot Humano dijo...

me parece aventurero, aunque yo a veces le temo al mundo

Patricia dijo...

Es una torre perfecta para la larga cabellera de una princesa :)

Laura T. Marcel dijo...

Mientras haya ventana al mundo, sea en la torre oculta y a pesar de que esté medio escondida por esas ramas, seguirá la vida. Sigue sigiloso desde allí, contempla con cautela y se prudente con quien te parezca, pero confia también en quien se acerca con ánimos de compartir buenos ratos y no olvides que el mundo no deja de rodar, no te apees.

Joana dijo...

Vengo de caminos polvorientos, sedienta de palabras,desnuda de equipaje,el alma huérfana de abrazos y me escondo tras las briznas de los hierbajos contemplando en sueños lo que en realidad respiro bajo tu ventana...
Una joia llegir-te...la porta és oberta :)

montse dijo...

Si veig la finestra oberta, sabré que hi ets.

Salut!

La Meva Perdició dijo...

Una torre silenciosa, on el vent gemega per passadissos foscos. Cambres sense vida, on fantasmes ballen al ritme d'una orquestra espectral entre tapissos que testimonien èpiques batalles i traïdories que seran rentades amb la sang dels fills de l'enemic, i en una paret, al final d'una escala desmanegada, una petita tronera, des d'on el senyor del bosc de la llarga espera guaita l'horitzó en un seient de pedra acompanyat d'uns corbs cridaners.
Cenyeix una corona de ferro que s'ha tornat massa pesada, la capa d'ermini sobre les espatlles abatudes no l'aïlla del fred. La mirada cruel i afilada segueix les vides insignificants dels homes, petits cucs que aliens a la seva presencia somien que són lliures i amos del seu destí.

Rober Tenique dijo...

No sé si esa torre oculta se trata realmente de una torre interior, y la ventana es de esas que dan al inconsciente colectivo, o a los archivos akáshicos. Si es así, desde ahí te debes estar enterando de todo. Saludos y un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Ese lugar donde habitas es muy digno de ti, floral y boscoso; hay veces que es mejor que las ramas tapen la luz. Saludos, Jordi.

Silver's Moon dijo...

Eso de observar sin ser visto está muy bien, pero muestrate de vez en cuando hombre!! que nosotros también queremos regalarnos la vista.

Besos mil

Igor dijo...

Me asomé al mundo... Creo que esta simple en apariencia frase contiene muchas otras, muchas palabras que quizás no lleven a ninguna parte.
La Torre Oculta, otra vez una caja de resonancia, como la de esos laúdes que sonaban ataño. Hasta esta habitación desde la que escribo este mensaje se podría considerar un Torre Oculta, o una planta de urgencia de un hospital. Un lugar donde recibir, oculto, el mundo, que nunca se acaba.
Buena foto de acompañamiento. Una especie de "espitllera". Ideal.
Saludos.

PACO HIDALGO dijo...

Jordi, entro nuevamente en tu retiro sólo para desearte que tengas un gran gran verano, de largo y de bueno. Yo ya me refugio en mi retiro espiritual (las playas de Huelva) y no salgo de allí hasta septiembre. Entonces nos volveremos a reencontrar. Un fuerte abrazo.

Maykel dijo...

Es exactamente la clase de ventana que me gustaría poseer para asomarme.

Un abrazo, senyor.

StragÖZ dijo...

No se observa la gloria, pero es precisa una mirada que permanece ingrávida sobre cada alma, la sutileza de la observación permite una comprensión sobre cada loco deambulante en cada rama de cada árbol de éste bosque... Saludos!