19 de enero de 2011

¿La clave?

-
Estoy de “ejercicios espirituales” en el Locus Ignorabilis, lugar que puede que a algunos les suene por anteriores posts.
-
Dudo mucho que vuestra memoria alcance a recordar, y me refiero a los que me pudieseis leer en el 2009, las diversas entradas de febrero de aquel año que dedique a las llaves, a los cerrojos y a los cerrajeros. Bueno, pues volví a encontrarme con el cerrajero -el primer cerrajero no el segundo-, en el hospital también (mal rollito) el miércoles pasado, y hoy nos hemos encontrado aquí. Aquel café pendiente desde hace dos años nos lo hemos tomado esta tarde. No parece que haya mejorado demasiado desde el día 12, pero bueno, veremos si algo se puede hacer para adelantar su cita con el cirujano. Tráfico de influencias, ya lo sé, pero esto es algo inocente comparado con lo que todos sabemos que pasa a gran escala y bla bla bla…
-
Conclusión: quizá esta sea la clave a toda aquella sucesión de casualidades, aunque ya sabéis que no creo en la casualidad…
-
-
Algunos de vosotros ya me habéis dicho en privado que os parece que ando un poco “desaparecido”, y es cierto. Estoy muy disperso en muchos aspectos, tanto que no estoy ni en la Turris Occulta, pero os sigo de cerca aunque no lo parezca.
-
Un abrazo desde el Locus Ignorabilis.

Javier, la foto la he hecho con el móvil para la ocasión xD

26 comentarios:

Javier Peralta Medina dijo...

Si has visto alguna vez una serie llamada "Me llamo Earl", una serie de casualidades, confluyen en el karma. En esa serie de casualidades, Earl piensa que si haces bien, serás recompensado con lo mismo, y viceversa. Así transcurre la serie,aunque en clave de humor, encierra un buen mensaje. Un hecho da lugar a otro hecho...
(La foto está muy bien, sencilla, humilde y profunda, y con un granulado antiguo que me gusta...Lo que te dije, es el ojo, no la cámara,XD)

Pilar dijo...

Me he perdido no sé donde. Tal vez coja la llave para intentar abrir la puerta que me permita salir...o entrar...¿Quién lo sabe?.

Sauze dijo...

NO conozco esas entradas anteriores de los cerrojos... y me ha extrañado que no pusieras un enlace..

Sauze dijo...

cuando una puerta se cierra, otra se abre ...

besos caballero

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Uy me he dado por aludido en el mensaje :)...así que también venalidad por la sanidad pública jejeje, igual que la Cámara de Castilla en tiempos de Felipe IV, Carlos II o Felipe V :)

Un abrazo amigo.

Igor dijo...

Qué corto, denso y enigmático (que su señoría podría haber puesto un enlace a esas entradas). Tráfico de influencias para ayudar a un tercero. Sí, suena a bambi al lado de F. González, nuevo consejor de Gas Natural.
Lo siento, hice mixtas. Locus Ignorabilis vendría a ser "¿me hago el loco?" ¿Me abstengo del mundo y su mundanal y ensordecedor ruido?

Sí confieso que me hubiera gustado estar en esa café y escuchar.
Un abrazo. El blog y la realidad acostumbran a no ser buenos amigos.

Len0re dijo...

Si, ciertamente yo te echo de menos...y no precisamente poco. Haber si tus entradas se prodigan mas, ésto querrá decir que has vuelto por fin.

Un abrazo desde el inframundo.

Curiyú dijo...

Me gusta la gente desaparecida pero que se aparece como fantasmas dejando máximas existenciales que me rompen la cabeza. Eso hace usted, caballero.
Un abrazo

Edmundo dijo...

Tenés la llave para el cerrajero?

Romek Dubczek dijo...

Espero que el cerrajero se ponga bueno y pueda volver a su vida. No sé por qué, me parece más seductor ser cerrajero que médico jeje
un abrazo

wizard dijo...

Pero tu eres el guardian de muchas llaves, una de ellas seguro que entra en el cerrojo adecuado. Un abrazo, y que el humo de dragón te lleve a abrir muchas puertas.

Laura T. Marcel dijo...

Això dels panys i els forrellats és tota una història. I un munt més que se'n podria escriure. Dóna per a tantes metàfores...
Amb els exercicis espirituals al Locus espero que ens regalis amb la teva presència més present en aquest Cuerdus(o diga-li inframundo com cita Lenore)en el que hem de transitar tots.

Cayetano dijo...

Me imagino que el "locus ignorabilis" debe ser una especie de exilio interior voluntario, una huida temporal del que escapa del "mundanal ruido", una isla para desaparecidos con derecho al regreso o algo similar.
Yo también me voy a esconder cuando vengan a cobrar el recibo de la luz. Jejeje.
Un saludo.

✙Eurice✙ dijo...

He aposentado mis posaderas a los pies de se álamo altivo que majestuoso domina el bosque, en expectante reflexión, sobre las llaves, los cerrojos y los que tienen el poder de abrir las puertas que se hayan clausuradas por la perdida de unas sencillas llaves...
Saludos, hace frio en este bosque, pero es un frio reparador.

Thiago dijo...

no eres el único perdido, pues yo me he perdido un poco con el post, no sé nada de tus ejercicios espirituales (supongo que será de coña, ajaj) ni de cerrajeros ni cerraduras. Investigaré algo por esos post de esas fechas que dices, jaaj

Bezos.

Manuel dijo...

A veces estos ejercicios espirituales hay que realizarlos, sino se pierde el norte...

Eso de adelantar la cirugía no es nada.

Saludos

Jerukiti dijo...

Cada pany té la seua clau... encara que també hi ha claus mestres...

montse dijo...

Sense la clau no puc entrar, així que estic perduda.

PACO HIDALGO dijo...

Si tú estas perdido, Jordi, no te cuento como estoy yo: nada sé del Locus ignorabilis ni la historia de las llaves, así que o me voy a las entradas del 2009 u otro día nos lo cuentas. Bueno, de todas formas, no pierdas las llaves del cielo, por si acaso. Abrazos.

Patricia dijo...

Esto es algo cósmico-kármico, yo me dejaría llevar por el magnetismo de esa llave. Ugual abre puertas de otras dimensiones....

Besos

Silver's Moon dijo...

Hola Dissortat!!! así que tú también has estado desaparecido??? qué bueno que nos volvamos a encontrar jeje
Suerte con esos ejercicios espirituales ;-)
Te dejo un beso

Thiago dijo...

Y qué tal andas, cari, mejor? Esperamos tu regresos de esos sitios tan raros dónde te retiras, ajaj


Bezos.

Eva Magallanes dijo...

Hola mi apreciado Caballero ahora del Locus Ignorabilis... como bien dices nada es casual y todo tiene un sentido incluso la dispersión que a veces nos agarra. Me has hecho recordar que mi hijo menor cuando era niño tenía una obsesión coleccionista con candados y llaves, era muy asombroso que pidiera de regalo eso, aún los atesora.
Si pues,Ud.tiene a diario una cercanía con la muerte que intuyo le ha sido útil para la vida... sin duda creo hay bellos cadáveres y tengo una idea de la muerte que es más dulce que amarga.
Mi cariño, siempre!

Nel dijo...

Un café pendent des de feia dos anys. M'alegra que al fi puguereu compartir-lo.
Per altra banda, espere que el serraller (ho he buscat al diccionari) es recupere.
En quant a desaparicions, no et preocupes, jo ho faig sovint, encara que procure tornar sempre, ja siga només a llegir, només a publicar, o a comentar.

Una abraçada ben forta.


P.D. Tampoc crec massa en les casualitats.

CarmenBéjar dijo...

Ya sabes que al final el círculo siempre se cierra... Bendito tú que puedes refugiarte en tu Locus Ignorabilis.

Saludos

Anónimo dijo...

Qué tendrá esa cabecita tuya dentro...qué será, será...

Lenore, me encantan tus comics :P+

Chicaenlasombra