13 de noviembre de 2010

G. Valentini (1681 - 1753)

Ya hace más de un año, el 9 de marzo del 2009 para ser exactos, publiqué una brevísima entrada sobre Giuseppe Valentini, compositor italiano del barroco. Colgué este mismo vídeo -que solo es una imagen acompañada de música-, y que hoy vuelvo a insertar en mi blog, pues al escuchar esta música en este día cálido del otoño mediterráneo, he pensado que quizá la quisiérais disfrutar conmigo. Se trata de los dos primeros movimientos del Concierto para 4 violines en A Menor. Saludos.


***

19 comentarios:

Curiyú dijo...

Alucinante, mareante, brillante...hermoso...ese violín es un orgasmo o más que eso...

Patricia dijo...

Música evocadora, para perderse en un sueño, o en un bosque

¡Un beso!

maria dijo...

És maca...^-^no el coneixia.

Pablo D. dijo...

Muy buena, Jordi.

Tú puedes aprovecharlo en el otroño mediterráneo. Yo lo haré en el frío inglés...jajaaja.

Un saludo!

Sauze dijo...

me ha gustado disfrutarla en tu bosque ... los violines son melancólicos así como el otoño ...

un besito.

Madame Minuet dijo...

Monsieur, ya lo creo que quiero disfrutar tambien de esta musica! Un concierto barroco y ademas de violin, no se puede pedir mas :)

Feliz tarde

bisous

Pilar dijo...

Muchísimas gracias por esta maravilla clásica, con ciertas reminiscencias de Vivaldi.

Laura T. Marcel dijo...

Un plaer que comparteixis aquesta música amb nosaltres.

DraZiC dijo...

Hace mucho tiempo que no hablamos, y me agrada ver que sigues actualizando el blog, espero nos comuniquemos pronto :)

Javier Peralta Medina dijo...

La he escuchado, y sinceramente, me ha encantado. Touché, mon ami
Un abrazo

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Me encanta la música barroca...que suerte que por las valencias tengáis ese calorcito, aquí en el Ducado de Saboya hace un frío que pela acompañado de una inquietante neblina y lluvia tonta...

Un abrazo Jordi!

Igor dijo...

Precioso, Dissortat, precioso. Eso como si algo te llevara lejos, hacia los bosques o hacia el otoño (mejor si es mediterráneo que escandinavo).
Hay una paz en esos violines, una aceptación de la vida, tal como es. O eso he pensado, que la música, como arte supremo, acepta todas las interpretaciones.
Saludos.

Silver's Moon dijo...

Bella melodía que acaricia el alma en esta tarde de otoño....

Un beso grande

Javier Peralta Medina dijo...

Relajaico y gustoso de oír esta composición, Jordi, mientras visitaba otros blogs...
Salud¡

Thiago dijo...

Pero cómo hacemos para escucharla juntos, cari? cómo nos sincronizamos? y sobre todo, ¿de qué hay que ir vestido o se va directamente desnudo? jajajaja


Bezos.

PACO HIDALGO dijo...

Pues gracias por publicarlo, Jordi, pues es una música sublime. Un buen concierto de violín es algo mágico. Buena semana para tí. Saludos.

Manuel dijo...

Hola Dissortat:

Impresionante el vídeo. Música que se me antoja para el otoño....algo triste como la caída de las hojas.

He pasado por la Sala de la orden. Por allá te deje un comentario sobre la caída...;D

Saludos y gracias por pasarte por el Chateau

CarmenBéjar dijo...

Muy buena recomendación. espero poder comprar esta música en alguna parte, para escucharla y romper el monótono silencio que embarga mi habitación en las cortas tardes de otoño.

Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

He de confesar con pesar mío que la música clásica no está entre mis pocas virtudes... aunque un poquito nunca viene mal....