20 de junio de 2010

El Galeón de Manila

-

El Galeón de Manila fue el encargado de unir los dominios castellanos del Pacífico con Nueva España. La colonización de las Islas Filipinas y el hallazgo de las rutas marítimas que unían aquellas islas con el actual México, conectaban Asia con América y así comenzó el comercio entre ambos continentes.
-
El Galeón de Manila, también llamado Galeón de Acapulco o Nao de China, no era otra cosa que un galeón de entre 500 y 1.500 toneladas, que hacía la ruta entre Manila y Acapulco cargado de mercancías de mucho valor en los mercados. El primer viaje fue en 1565 y el último e 1821, este último fue confiscado por Agustín Iturbide poco antes de ser proclamado emperador de México. Los navíos que se usaban para estos viajes, normalmente se construían en Filipinas o en las ciudades mexicanas de Autlán o Jalisco. En estas embarcaciones iba un pequeño contingente de soldados para defenderlo en caso de un eventual ataque, y en ocasiones también pasajeros.
-
El viaje duraba alrededor de dos meses. El galeón zarpaba de Acapulco, hacía escala en las islas Marianas y atracaba en el puerto de Cavite, en Filipinas. El regreso se hacía rumbo a Japón para coger la corriente que lo devolvería hacia Nueva España. Todo ello con el peligro de ser capturado por los nipones (que lo hicieron en alguna ocasión). A su regreso a Acapulco, parte de las mercancías eran transportadas a Veracruz, y de allí a Sevilla y Cádiz.
-
El éxito del Galeón de Manila era la plata mexicana, que tenía un precio muy alto en Asia en relación al oro, pues allí la plata era más escasa que en Europa. Esto permitía comprar con ella casi todos los artículos de lujo fabricados allí de manera barata, y venderlos a precios desorbitados en América y en Europa. Las ganancias eran enormes.
-
Tanto Manila como Acapulco fueron en aquellos tiempos grandes emporios comerciales de mercancías exóticas. En Manila se embarcaban marfiles y piedras preciosas de la India, seda y porcelana de la China, especias de las islas de los alrededores como clavo, canela y jengibre. Maderas, lacas, tapices, perfumes y muchas cosas más. La feria de Acapulco se creó en 1579 y su duración era de un mes y era una de las más importantes del mundo. En ella se vendían los artículos llegados de Oriente y se cargaba cacao, vainilla, tintes, cueros y, sobre todo, la plata mexicana que hacía posible todas aquellas transacciones comerciales.
-
Unos 110 galeones hicieron el viaje entre Acapulco y Manila y viceversa en 250 años, enriqueciendo ambas ciudades y sus ámbitos tanto económicamente como culturalmente.
-

17 comentarios:

María de Escocia dijo...

Un muy buen artículo, relatado con mucha claridad. Había oído hablar de el, pero no conocía la historia. Me encantan estos incisos históricos.

Pulgarcito soñador dijo...

Algo de plata se llevaron...y un poco de miseria dejaron, no?
Un abrazo,

Madame Minuet dijo...

Que encanto tenian esos viejos galeones que surcaban los mares procelosos a pesar de esa apariencia tan fragil. Era la epoca dorada de la pirateria, de inspiracion para tantas historias de aventuras.

Feliz domingo

Bisous

La Meva Perdició dijo...

Bon post. A Cadis estava primerament la seu de la Companyia d'índies, no?

Pablo D. dijo...

Una entrada muy interesante, Jordi.

Parece que el barco surcó una y otra vez los mares lleno de riquezas. No me extraña que fuese objeto de deseo por parte de la piratería nipona...

Un saludo!

Dissortat en l'exili dijo...

-MAJESTAD, espero que sirvan estas pocas letras para divulgar, modestísimamente, el papel tan importante que tuvo el llamado Galeón de Manila en la historia y el comercio mundiales.
-PULGAR, algo más que miseria dejaron...
-MADAME, yo también pienso en la fragilidad de aquellos barquitos, casi de broma comparados con los gigantes de ahora, y el gran papel que hicieron en la historia de muchas civilizaciones.
-PERDICIÓ, la Casa de Contratación de las Indias tenia la seu a Sevilla desde 1503, fins que el 1717 es va traslladar a Cadis per diverses raons.
PABLO, de los japoneses y de todos los que podían echarle la zarpa. Saludos

Javier Peralta Medina dijo...

Siempre me han gustado las historias de navíos, y esta me ha encantado. Sabía que habían grandes rutas comerciales, pero no de este calibre. Aunque hay que reconocer que realizar esa ruta en dos meses y con piratas de por medio, es una proeza naviera para esos tres siglos continuados, ya que ahora, por poner un ejemplo,para traer mercancía de Honk Kong, se tardan TRES meses en arribar a un puerto como el de Valencia. Eso si que eran emprendedores y grandes navegantes.
Excelente post histórico, como siempre...
Saludos¡

maria dijo...

Sempre s'aprenen cosetes noves.^^

Jerukiti dijo...

Vaja, molt interessant de veritat. No en tenia ni idea de tot això!! Gràcies per donar-nos d'una forma molt clara aquestes lliçons que només llegit-les et queden clares al cap (i això que jo per a temes d'aquestos històrics sóc una mica dur de mollera... xDD) En volem més com aquest!

CarmenBéjar dijo...

No me imagino a bordo de un cascarón semejante, con una barriga llena hasta los topes de riquezas atravesando el Pacífico. Un blanco demasiado fácil para piratas, filibusteros, bucaneros, y demás pobladores de los mares de aquella y esta época.

Un saludo

ricderiure dijo...

Ostres! més de 200 anys va circular el munt de fustes i teles aquest! increïble, ara no es fa res que duri tant de temps...
salut!

Silver's Moon dijo...

Qué lujo pasarse por aquí y llevarse un sorbito de historia. Como siempre, un placer leerte Dissortat.

Siento mi ausencia de estos días, todavía me queda trabajos pendientes que espero acabar a finales de este mes.

Un beso grande

Mathias, Rey Viudo de España dijo...

Buenísima entrada Dissortat, antes de ella me hubiera resultado imposible imaginar piratas japoneses, jajaja.

Siempre admiré a Iturbide, pero me parece poco conveniente dejar de hacer ese viaje que sin duda hubiera apoyado en gran medida a su país en formación, que desperdicio, yo hubiera alzado los impuestos.

Saludos

PACO HIDALGO dijo...

Buenísima entrada sobre este galeón que surcaba el Pacífico lleno de las riquezas de la plata mexicana. Aprovecho para desearle un magnífico verano y nos volveremos a ver y aseguir en septiembre. Saludos.

Dissortat en l'exili dijo...

JAVIER, a mí también me sorprende que la navegación actual siga siendo un poco lenta.
MARIA, només intente divulgar una miqueta de història ^.^
JERU, gràcies pels afalacs xD
CARMEN, aquellos hombres eran muy intrépidos en sus cascarones. Ya ves que hasta daban la vuelta al mundo.
RIC, molts anys de singladures, però amb vaixells diferents, clar
SILVER'S, ya sabes que de vez en cuando me sale la venilla de la historia. Un beso.
MATHIAS, ese Iturbide era un pelín oportunista y con muchos aires de grandeza.
PACO, muy amable por tu comentario. Yo también aprovecho para saludarte y desearte unas felices vacaciones. Esperaré tu regreso. Un abrazo.

Eva Magallanes dijo...

¡Instructivo post!... me ha hecho pensar en como las redes económicas sostienen y explican gran parte de la historia... también he recordado una cumbia chilena muy famosa interpretada por la Sonora de Tomy Rey (maestro de la música tropical en Chile) que se llama el Galeón Español.
Saludos cariñosos para ti!
PD: aprovecho de invitarte a:
http://www.elsurnuestro.blogspot.com

Laura T. Marcel dijo...

Interesante retal histórico este que cuentas. Siempre es interesante conocer estas cosas que nos ayudan a entender muchas veces situaciones que han acontecido después.