8 de julio de 2009

Sólo intento agradecer vuestras visitas...

Volvemos a dar un paso atrás en el tiempo. No me refiero al tiempo que pasa y lo consume todo. Quiero decir al tiempo climático, a la situación meteorológica; y digo que retrocedemos porque volvemos a tener un día más propio de mayo que de julio. Cielo nublado o muy nublado, lluvias intermitentes, débiles o moderadas, y temperaturas más suaves que los últimos días. Ese sería un posible parte meteorológico de hoy en esta ciudad. Debería alegrarme por ello, sin embargo, escucho otro concierto de Armin Van Buuren (trance energy), y veo que no estoy en absoluto alegre. Me he levantado con una gastroenteritis (o afección similar), y me he pasado la mañana tumbado en el sofá, dormido o en un estado de sopor melancólico. No he comido nada, y por supuesto, no he tomado café por miedo a empeorar mi "problema" intestinal. Entre cabezada y cabezada, mi cerebro, que no puede dejar de pensar, y al que si le hiciésemos una vivisección (terrible práctica, por cierto), encontraríamos algunos de los estados de ánimo más negativos del ser humano, es a saber: miedo, frustración, impotencia, ira; y algunas lindezas más que no es necesario enumerar. Pues como iba diciendo, mi cerebro, se ha entretenido pensando en la manera de escribir lo que estoy haciendo en este momento.

Hay una mujer que pasea por este Bosque, y de la que tengo muy buen concepto -aunque no la conozco, salvo por algunas letras que hemos intercambiado en su blog-, y que dice que mis entradas no son, precisamente, "la alegría de la huerta"; y añade que de todas maneras, algo deben tener, pues hay bastantes paseantes que deambulan por mi Bosque. Sin duda, no soy la "alegría de la huerta", pero precisamente por eso escribo este blog; para plasmar esos estados de ánimo "melancólicos", en el más puro y estricto sentido de la palabra “melancólico”, en la psiquiatría del siglo XIX. Y si lo hago, es porque los buenos momentos ya los vivo yo, y esos buenos momentos, pocas veces los comparto con los demás. Eso sería ñoño en un blog como este, aunque ya sabéis que algunas veces lo hago. También sabéis que cuelgo alguna entrada sobre inquietudes curiosas; sobre todo de historia y heráldica, (que son dos cosas que me apasionan y que cultivo casi todos los días). Me refiero a esos tediosos escritos históricos que me gusta desarrollar en mi cabeza y que, aunque parezca mentira, son más leídos, -o eso dice el feedjit-, que mis "vivencias" personales. De todas maneras ya sabéis que de una cosa pasamos a la otra, y acabamos leyendo en los blogs de todo menos lo que buscábamos en un principio. Por cierto, como habréis notado, no escribo sobre mi trabajo, ni lo haré. El trabajo es eso, trabajo y punto. Voy a perder el hilo de la narración como siga por ahí. Lo cierto es que tengo seguidores conocidos (amigos y ciberamigos), que son los que se atreven a dejar algún comentario de vez en cuando, y otros que no dicen nada, pero que me siguen, digamos que con un cierto interés. Así que este post está pensado, ni más ni menos, para agradecer a toda la gente que pasa por el Bosque de la Larga Espera, sus paseos por él. Hay muchos visitantes españoles, (de todas las lenguas del Estado); pero lo que mas me fascina es que en México hay muchísima gente que me sigue o me lee, así como en Argentina, Colombia, Chile, Venezuela... y realmente en todos los estados del Caribe, Centroamérica y Sudamérica que hablan castellano. También sé que hay muchos que entran de incógnito y a los que no puedo localizar; pero yo sé que entran. De todas maneras es para mí una alegría ver tantas banderitas, de tantos sitios distintos en el mapa de feedjit, y que naturalmente desaparecen después de un par de semanas, porque no cabrían. Muchas gracias a todos los que sentís un cierto interés en las cosas que se escriben aquí.

Confieso que este blog comenzó como un sitio en el que verter todo eso que me envenena la sangre, (eso no ha cambiado y sigo destilando ese veneno), pero que también he utilizado para muchas otras cosas. He tenido muchas veces la tentación de cerrar la puerta de El Bosque, que como sabéis está rodeado de un gran muro de piedra, y que tiene una enorme y pesada verja para entrar y salir; pero mi ciberamigo F., gallego él, me dijo que no debía hacerlo, y mucho menos clausurarlo definitivamente; que lo dejase para que la gente lo leyese aunque no lo actualizase nunca más. (Ahora es cuando llego a esa parte de este concierto de Van Buuren que me pone especialmente "sensible"; y dejaré de escribir por unos minutos.) Ya estoy otra vez aquí y retomo el discurso. No quiero que penséis que soy un presuntuoso al escribir estas cosas sobre mi blog; nada más lejos de mi mente, simplemente lo hago para reafirmar mis ganas de escribir y hacer algunas fotos, y compartirlo con vosotros. Ver que os pasáis por aquí, eso supone para mí una alegría; así que seguid haciéndolo cuando os apetezca, y animaros a dejar algún comentario, qué aunque está puesto el modo Moderación de Comentarios, siempre los publico, y casi siempre contesto a ellos, porque creo que debo hacerlo. Que la gran llave de la verja -que como veis está muy bien custodiada-, siga dentro de mi oculta torre, es decisión vuestra.



Escrito por el Señor de El Bosque de la Larga Espera, en el más recóndito y espeso rincón de él.

7 comentarios:

Maria de Escocia dijo...

Mi muy queridisimo amigo, confidente, amante y amadisimo, contertulio, contrincante y sobre todo compañero. Nada has d agradecer a mi ni a la gente q t quiere y t sigue, lo hacemos con gusto y a veces con algo o mucha preocupacion. Gracias a este blog aprendo a conocerte y reconocerte dia a dia y m ayuda a saber tus estados d animo, y aunque a veces sus historias consigan helarme la sangre y traspasen mi corazon como dagas, veo q t hace bien y q en muchas ocasiones t libera d tension. Sabes q tmb soy la primera en recomendarte q no cierres este a veces floreciente y otras veces decrepito pero digno d admiracion...tu bosque en fin.
Un eterno abrazo y un imperecedero beso.

Tuya hasta la extincion.

Javier Peralta Medina dijo...

No te preocupes, aunque sea virtualmente, "aquí tes un amic".
(Perdona mi valenciano, fa molt que no parle res, y menos escribo)
Cuídate.

Jerukiti dijo...

Ei!!! M'alegra molt la decisió de no tancar el blog!!! I de poder disfrutar de totes les teves entrades durant molt molt de temps!! :P Mentre en aquest món existisquen paraules tan màgiques com: Supercalifragilisticoespialidoso, Hakuna Matata o BibidiBabidiBú no hi ha de que preocupar-se, xDD. (Açò no pega ací ni en pintura, però se m'ha ocorregut i havia de posar-ho... xDD) Per cert, això de que tots els comentaris entren... revisa-ho perquè jo tinc alguna entrada que s'ha quedat en el limbo!!! xDD Doncs sí, ja era hora que fera un dia plujós i nuvolat que ens ha donat un respir entre esta calor que ens estava entrant a tots i que no ens deixava estar enlloc!! A vore quin dia... una de les banderetes siga la de S... ja saps... jeje.

Teresa dijo...

Primer et contesto per alusions: A mi la història no m'agrada, diguem que sempre ha esta la matèria escolar que menys m'ha agradat, i com que a tu precisament et fascina diguem que no disfruto gaire dels teus post al respecte.
I ara ja et contesto al que dius avui: El que realment m'agraden són les entrades com aquesta, en el que ets realment tu, amb el bo i el no tant bo, amb més o menys cuirassa, amb la teva forma d'escriure i transmetre el que sents i com et sents, amb les teves aportacions intel·ligents a tants i tants temes. M'encanta llegir-te i fer-te els comentaris que em semblin i que tu me'ls facis a mi. Penso que realment això és el que, malgrat la distància (física i no física), fa que estem tots aprop i compartim una mica les nostres vides i les nostres inquietuds i això està bé. Penso que és una eina perfecta per, com tu dius, destil·lar el verí, però pensa que inclús això pot ser útil també a d'altres. I en tot cas parlo per mi, em sabria molt greu que algun dia tanquessis la porta del Bosc. Ah, i una altra cosa, no et privis d'incloure les "ñoñezes" que calguin si et ve de gust. Lo dicho, espero poder seguir passejant per aquí, tant si plou com si fa sol, tant si la porta és oberta com si costa una mica d'obrir, jo seguiré empenyent si fa falta. Una abraçada.

YGG dijo...

Es un gusto leer En el bosque... Espero esta última entrada no sea un testamento virtual. ja ja ja es (solo un poco de humor). Saludo amigo y sigue con ese proyecto !¿divertido?!, siempre hago un tiempo para leer vuestro blog, yo prefiero leer las vivencias personales. Espero no te dejes seducir por las trazas del feejit y escribas solo de historia, pienso sería aburrido. Chao

Dissortat dijo...

Muchas gracias a todos los que participáis en este blog y me animáis a seguir con él. La grande y pesada verja de El Bosque de la Larga Espera seguirá abierta mientras reciba visitas como las vuestras y las de los demás...

Anónimo dijo...

:D
Pdt: La princesa maestra