20 de febrero de 2009

El "Rey Sargento". Una curiosidad...

Federico Guillermo I de Prusia (1688 – 1740) elector de Brandenburgo y rey de Prusia (1713 – 1740) fue apodado el “Rey Sargento” porque siempre iba vestido con uniforme militar, convirtiendo su ejército en el más moderno y disciplinado de Europa. Hizo de su reino una potencia a tener en cuenta, aunque solo participó en una campaña contra Suecia en 1720, a la que derrotó.

Imagen: El Rey Sargento por A. Pesne.
No voy a hablar de su reinado, como os temíais. Solo voy a comentar un hecho curioso y que me llamó la atención.

El Rey Sargento, a pesar de su apodo tan militar, debía tener cierta sensibilidad artística si tenemos en cuenta que le regaló al zar Pedro I el Grande de Rusia, una habitación que se denomina la Cámara de Ámbar, ya que estaba compuesta de miles de astillas de este material que es muchísimo más caro que el oro. (Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes la trasladaron a territorio del III Reich y nunca más se ha sabido de ella. Posteriormente se ha reconstruido en Rusia una réplica exacta de aquella habitación). Este presente de gusto exquisito, naturalmente, era interesado, ya que el monarca prusiano necesitaba el apoyo diplomático del zar.

Imagen: Sala de Ámbar antes de su desaparición y después de su reconstrucción.

La parte anecdótica de esta historia, y que me llamó la atención, es que Pedro el Grande correspondió, como exigían los buenos modales y el protocolo de la época, y obsequió al Rey Sargento, con 55 soldados de 1,85 metros de altura como mínimo. Estos hombres formaron parte de la Guardia de Postdam que el rey de Prusia estaba organizando con hombres de gran estatura, y de todos los rincones de Europa. Hombres jóvenes que incluso los agentes del rey Federico Guillermo se llevaban a la fuerza, secuestrándolos, ya que eran ideales para sus fines. Esta obsesión del Rey Sargento por los hombres altos se debía a que él era de baja estatura, o eso es lo que históricamente se nos dice.


Imagen: Guardia prusiana del s.XVIII, quizás la de Postdam.

Tal vez, y como otros escriben, la posible homosexualidad del hijo y heredero de Federico Guillermo I, el rey Federico II llamado “el Grande”, que fue culto, afrancesado e ilustrado; y que tuvo sospechosas relaciones con el capitán Katte y el subteniente Keith, fuese heredada de su padre, coleccionista de soldados. Por cierto, que Federico el Grande, sí dirigió al ejército prusiano que había creado su progenitor, y fue él el que convirtió a Prusia, -después de sus intervenciones militares exitosas en numerosas guerras-, en la más grande potencia militar europea, siendo, de todas, la más pequeña territorialmente.

Imagen: Federico II el Grande cuando aun era príncipe heredero, por A. Pesne.

4 comentarios:

Jerukiti dijo...

ZzZzZzZzZz.... xDDDD És bromaaa, jajaja, la veritat és que me l'he llegit de cap a peus (encara que no t'ho cregues) i m'ha paregut realment interessant!!! I no perque hi hagen incloses les paraules "soldats" "homosexua",... eh?? Encara que 55 soldants de més de 1,85 metres d'altura... tots en tirereta... ufff, calla calla!!! xD
Doncs això, que espere que poses moltes històries com estes al blog!!!

Dissortat dijo...

Una miqueta d'història no et ve malament, però està clar que en dosis molt menudes per a no "avorrir-te"...

MaPaXhiTo dijo...

Es interesante si, aunque no comparto los ideales de aquel tiempo xD pero bueno, siempre hubo gente para todo y supongo que lo de ser homosexual un General era imposible, lo cual debía de ser algo "normal" y privilegio foyarse a quien le diese la gana porque era el General y Jefe xDDD así que más suerte pa él que podía foyarse chicos jóvenes altos xDDD (en realidad no era listo solo para ganar las batallas...)

Dissortat dijo...

MaPaXhiTo: siempre han habido clases. Y el rey era el rey... xDDDDD