18 de agosto de 2015

Papa Alejandro VI Borja.

Hoy hace 512 años moría en Roma el pontífice valenciano Alejandro VI Borja o Borgia, como lo llamaban los italinaos. No fue ni mejor ni peor que los obispos de Roma de su época, ni fue el inventor del nepotismo, ni el único papa que tuvo hijos, ni el que intentó engrandecer los territorios de la Santa Sede y aprovecharse de ello. No fue ni más ni menos que un príncipe de su tiempo, un príncipe comparable a Fernando el Católico o sus contemporáneos italianos, ávidos de poder y territorios. Fue otro príncipe del Renacimiento, simplemente. Que nadie crea que Julio II della Rovere, por poner un ejemplo, fue mucho mejor que él... 


6 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Es difícil juzgar el pasado con los ojos del presente. Nuestros parámetros valen para hoy no para ayer.
Un saludo.

Mari-Pi-R dijo...

En aquellos tiempos el pontificado se podría decir que no había mucha diferencia con el reinado.
Un abrazo.

Manuel López Paz dijo...

Cada quien hace lo que su tiempo indica...

Saludos

Igor Kutuzov dijo...

Siempre me echas un jarrón de luz... Borja y Borgia, cuestión de territorios. Y el ser un príncipe, cómo es un príncipe. Algo parecido a los de hoy, seguramente ni mejor ni peor. Hay algo que no cambia, es es "ávido de", sean mercados o territorios.
Un abaraçada.

Carmen Cascón dijo...

Toda la razón, amigo. Fueron muchos y durante varios siglos los papas que ejercieron corruptelas, nepotismo, asesinatos o tuvieron hijos con sus amantes reconocidas. ¿Por qué se ha destacado a esta familia y no a otras? ¿Será acaso porque no eran romanos?
Un saludo

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Así es. Otra de las leyendas negras antiespañolas o parte de ella en general.
Saludos.