19 de mayo de 2014

¿...?



"Mors misera non est, adits ad mortem est miser."

Iinstitutio oratoria. Quintiliano.

8 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Yo a la muerte no le tengo ningún miedo, pero sí a los caminos que me conduzcan a ella, como el dolor.
Un saludo.

◊ dissortat ◊ dijo...

"La muerte no es miserable, sino el ir hacia ella"

"Institutio oratoria". Quintiliano.

Manuel López Paz dijo...

Es parte de la vida...

Saludos

Eduardo de Vicente dijo...

Si hubiese caminos felices hacia la muerte como cambiaría la forma de verla.
Saludos Dissortat y contento de volver a verte por el Bosque.

Mari-Pi-R dijo...

Siempre me digo que no me da miedo, pero seguro que me iba a dar si me la sintiese cerca.
Un abrazo

Carmen Cascón dijo...

Prefiero no hablar de ella... no nos "ajuntamos".
Un saludo

Roberto T dijo...

Vaya cita, qué fuerte. Pero creo que lleva toda la razón. Tuve una vecina que estuvo 20 años con una enfermedad maligna en los huesos. Su dolor superó con creces el nivel de lo absurdo. Estas cosas hacen tambalear cualquier explicación sobre el sentido de la vida. Como bien dice el título de la entrada, somos puntos suspensivos en medio dos interrogantes: el después y el antes. Una forta abraçada, Dis.

Laura T. Marcel dijo...

La mort en sí no em fa por. Em fa por el no poder triar res relatiu a ella, no poder triar com, quan, amb qui... em fa por que vingui quan no vull o que no vingui quan vulgui. I val més no pensar-hi massa pq ella mana i no hi podem fer res. Quan hagi de venir que vingui sense fer soroll i acabi ràpid.