13 de mayo de 2011

Un lujazo

Morirse es muy caro. Todo un lujo.
Es hora de pensar en hacerse un Seguro de Deceso.


R.I.P.

14 comentarios:

Curiyú dijo...

Y encima, no te puedes morir cualquier día.
Por cierto, se consigue en las Américas el "Mesudalapolla"?

Laura T. Marcel dijo...

Carai, això és humor negre, però del bo!
Però és ben cert que morir-se és caríssim i dóna molts mals de cap. Sort que aquests ja no li toca passar-los al mort!
Per cert, hi ha versió femenina d'aquest "medicament"?

Eva Magallanes dijo...

Es increíble pero cierto, la metalización de todo no perdona ni a la muerte,las jerarquías monetarías de la vida se reflejan tras la muerte, ataúdes para pobres, para no tan pobres, para ricos ( la incineración sólo para los que puedan pagar este caro procedimiento). Mausoleos, nichos o fosa común... ¡que ridículo! todo ello con un cuerpo muerto destinado sólo a la putrefacción. Más encima si una quisiera que hicieran un hoyo y allí tiraran el propio cadáver, los que cumplen ese deseo se van a la cárcel. A mi me encantaría ir a la fosa común (lo he dicho a mi familia pero todos se espantan, jaaa), lo encuentro muy poético, que mis restos y mis huesos se confundan con otros restos y otros cuerpos... y eso es ¡gratis!.
Besos, abrazos, cariños!

Eduardo de Vicente dijo...

Unas tabletas del "Mesudalapolla500mg" y no te importará el no tener ni donde caerte muerto.

Un saludo.

Silver's Moon dijo...

Ups!! qué yuyu. Yo no lo tengo y por ahora no pienso morirme así que no me lo haré todavía jeje.

Que a ti tampoco se te ocurra morirte eh?

Besitos

Patricia dijo...

Yo estoy tranquila, en mi familia tenemos un nicho muy apañao. Creo que hay más de un fiambre ¿puede ser? O sacan los restos de la abuelita cuando se hay un nuevo muerto. A mí me gustaría mucho reunir mis huesos con los de ella. :)

Igor dijo...

Je, je. Mucha razón tiene usted. Qué caro es morirse. y cuántos rastros se dejan e hilos desmadejados. Ah. Me chifla la ilustración.
Hablemos de la muerte, ese fin de etapa que todos hacemos ver que no existe.
Saludos.

Javier Peralta Medina dijo...

Yo no pienso en el tema, ya lo sabes. Carpe diem, Jordi...

montse dijo...

Un post adequat per un divendres 13.

Salut!

Cayetano dijo...

Yo por si acaso, si puedo, no pienso asistir a mi entierro. A mí esas cosas me dan repelús.
Un saludo.

Pilar dijo...

Tienes razón. Es tanto el lujo, que te lleva a conevrtirte en zombi y vagar el resto de tu vida en una eternidad "pelín" molesta.
Preciosa calavera. ¿Dónde la encontraste?

Rober Tenique dijo...

Es verdad eso, que la muerte sale cara... para los que tengan que cargar con el difunto. Pero a veces se hacen derroches innecesarios, y se busca el lujo donde ya no hace falta. Saludos.

Manuel dijo...

No podía acceder a la entrada...Pienso que blogger sigue con problemas.

Yo no pienso en la muerte. Es algo natural

Saludos

Jerukiti dijo...

Això és el que passa si fas "ayuno con diamantes"... jijiji. L'únic que li afegiria seria un queixalet d'or...