10 de abril de 2011

Sobre achaques


"Quedó en este Bosque de la Larga Espera enfermo de peligro, y dicen que el achaque es de melancolías, que son lo mismo que deseos no cumplidos."

(Lo que está en cursiva se escribió en el siglo XVII de Don Juan José de Austria y hoy se me podría aplicar a mí).

18 comentarios:

Patricia dijo...

Si no se cumplieron por peligrosos, seguramente llegarán nuevos y pacíficos sueños que recogerán al caballero. Quizás alguna hada que conozca fuentes de aguas revitalizantes.

¡Saludos!

Rober Tenique dijo...

Los deseos son siempre motivo de dolor, pero ¿cómo vivir sin ellos?. Saludos.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Dicen que don Juan tenía este achaque de melancolía, una melancolía que le acompañó toda su vida, por saberse el más capaz de la familia real y de todos los políticos y militares de su época, pero no poder ejercer los más altos cargos que le correspondían (incluso el trono y el título de infante) por correr sangre de comediantes por sus venas...

...esperemos que al final, tú, como don Juan, y a pesar de las melancolias, puedas alcanzar grandes cosas en la visa...

Un abrazo Jordi.

Laura T. Marcel dijo...

No hace ni una semana un amigo me hablo de Seda, la novela de Alessandro Baricco y lo ojeé buscando una frase que subrayé cuando lo leí porque me tocó profundamente, dado el momento que yo pasaba entonces. Me ha venido inmediatamente a la cabeza al leerte. Se da la mano con lo que está en cursiva.
"Es un dolor extraño. Morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca."
Ya ves, hay que tener cuidado con la nostalgia.

Javier Peralta Medina dijo...

Pues levántate, y ponte a realizar esos deseos. Y si necesitas a algún caballero a tu lado, aquí nos tienes.
Cuídate.

Cayetano dijo...

La primavera muchas veces trae nostalgia del otoño. La alergia y la melancolía a veces vienen de la mano.
Saludos.

Pilar dijo...

No luches contra ella, que es peor. Dale la bienvenida, déjala que haga, tratando de ver más allá y ya verás como se cansa. Cuando eso ocurra, acompáñala hasta el sendero y dile adios sin rencores.
Habrás conseguido reservar tus fuerzas para vivir lejos de ella.

Igor dijo...

Tu foto me recuerda dos cosas: A Robert Frost y a los The Cure. Bosques, bosques, bosques.
Para perderse en ellos buscando a un dios que se escapa.
Melancolías de larga espera: me parece palusible que sean deseos no realizados, dejados atrás, hirientes, que llaman a la puerta pasados los años y piden su precio.

¡A la carga! No se darán cuenta que somo pocos.
Saludos.

Eduardo de Vicente dijo...

Tiene la Melancolía su castillo soberano,
Aunque invisible para muchos ojos,
Excepto para aquel cuya lengua temeraria es capaz
De exprimir contra su paladar el fruto de la Alegría,
Y cuya alma, tras beber la tristeza de su poderío,
Será colgada entre sus vastos trofeos sombríos.

John Keats.

Curiyú dijo...

Que lindo es The Cure.
Por cierto, los achaques siempre están dispuestos.
Y disculpá mi "inorancia": el parrafito, én dónde puede leerse? Es precioso-.
Abrazo.

Manuel dijo...

A veces, los deseos cumplidos, también te llenan de melancolía...

Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Estoy seguro que la luz de la primavera iluminará pronto el bosque de la larga espera. Un abrazo.

Jerukiti dijo...

Això també em recorda una dita que diu:
"¿Y si antes de empezar a hacer lo Que hay que hacer, empezamos por hacer lo que Deberíamos haber hecho?"

I és que moltes voltes, sinó quasi sempre, fem el que és "correcte" i no el que "volem".

Anónimo dijo...

Y decía Miguel Hernández en su poema: "Mi corazón no puede con la carga"
Mi corazón no puede con la carga
de su amorosa y lóbrega tormenta
y hasta mi lengua eleva la sangrienta
especie clamorosa que lo embarga.
Ya es corazón mi lengua lenta y larga,
mi corazón es lengua larga y lenta...
¿Quieres contar sus penas? Anda y cuenta
los dulces granos de la arena amarga.
Mi corazón no puede más de triste:
con el flotante espectro de un ahogado
vuela en la sangre y se hunde sin apoyo.
Y ayer, dentro del tuyo, me escribiste
que de nostalgia tienes inclinado
medio cuerpo hacia mí, medio hacia el hoyo.

CarmenBéjar dijo...

Melancolías es igual a deseos no cumplidos. Por esa regla de tres todos somos meláncolicos, así que me agrego a tu club de bosqueros.

Saludos

Thiago dijo...

Ya ves cari, un achaque del S. XVII, eso quiere decir que no es muy peligroso... Por que ¿quién no tiene desesos no cumplidos? Solo hay que saber bajar el nivel de aspiraciones...

Ánimo, cari. Bezos.

Len0re dijo...

Espero que se cumplan todos tus deseos, pero será para mejor o para peor? Piénsalo pq a veces vale la pena que no se cumplan para tener algo por lo que luchar.

Un beso

Sauze dijo...

la melancolía es una rama de árbol caído ...