25 de noviembre de 2010

"Sometime around midnight..."

***
Y de tanto en tanto, cuando menos lo espero,
los recuerdos de nuestros cuerpos entrelazados
golpean sin avisar en mi mente
como olas furiosas,
y entonces me hundo sin esperanza
y me pierdo entre las nieblas del vino.
***
El texto es una versión libre que mi buen amigo Eduard S. ha hecho de la segunda estrofa de la canción que acompaña a esta entrada.
*

Gracias a Edmundo y a Eduard S.

16 comentarios:

Igor dijo...

Que extrañas cosas, Dissortat.
Este fragmento de poesía a la deriva en la red, es un pequeño cristal con gran brillo.
¿Hemos leído cosas similiares? ¿Será eso?

Olas furiosas y nieblas de vino, como un mar morado. Hasta me dan ganar de volver a coger un lápiz.

La Dame Masquée dijo...

Se percibe mucha nostalgia, monsieur. Aunque triste, es un sentimiento muy bello.

Feliz tarde

Bisous

Javier Peralta Medina dijo...

Nunca hay que refugiarse en el olvido del vino...

PACO HIDALGO dijo...

Yo creo, Jordi, que de vez en cuando no está mal hundirese en el vino y los recurdos, de vez en cuando. Saludos.

CarmenBéjar dijo...

¡Viva el vino! Como dijo un político por ahí en la tele. Y yo me sumo a tus nostalgias y a tus ensueños producidos por los vapores dulces del dulce vino.

Saludos

JOSE EDUARDO DE VICENTE GARCIA dijo...

Trae vino, tañe el laud y que sus acordes me recuerden los de la brisa, ¡que pasa como nosotros!. (OMAR KHAYYAM)

emmagunst dijo...

hay momentos y momentos, tenemos que aprender a respetárnoslos..., no es nada fácil aceptarnos en esas surgentes "angustias", pero valen. Abrazo amiguette

Curiyú dijo...

Que belleza. A veces no queda más alternativa que hundirse en el vino, o en canciones así.

Thiago dijo...

Es precioso el vídeo... bueno la canción. Me encanta, con ese toque entre clasico y moderno y la canción como va in crecendo (o como se diga, jaaj).

el vino siempre ha sido una buena fuente de inspiración, no? y ya no digamos nada del que está instalado en el desamor, claro. Pero, claro, para ambas cosas hay que valer, jaja

Bezos.

Manuel dijo...

Una estrofa triste Dissortat, aunque quizás esperanzador.

A veces el amor hay que ahogarlo en el vino

Saludos y gracias por las felicitaciones en el blog

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Jordi, que hermosa canción y que hermosas palabras...no sé si te gustará, pero aquí te dejo una canción que me encanta de Alice in Chains, uno de mis grupos favoritos (ya sabes que yo soy amante del Grunge) jejeje...se llama Rotten Apple: http://www.youtube.com/watch?v=OGFYcxqCHSw

Sauze dijo...

los recuerdos son algo traicioneros, aparecen cuando menos los esperamos... la puerta siempre queda entreabierta..

pd.la canción es genial y me encanta cuando suenan los violines en la segunda parte.

un beso, noble caballero.

Silver's Moon dijo...

Ufff qué bonito y qué triste a la vez....

Un beso grande

Patricia dijo...

No sé cómo lo has hecho, pero tengo los ojos enrojecidos como el vino después de escuchar esta canción que nos regala versos tan bonitos. Bueno, la melancolía es así ¿no? Es bella en su tristeza. La melancolía es un sueño, una idealización del pasado, pero es un sentimiento que agarra fuerte, sobretodo si llega cuando menos te lo esperas, como ahora, que me ha sobrevenido visitando este bosque. ¡Y encima se acerca la Navidad! Voy a pedir refuerzos neuronales para sobrevivir a mis emociones que siempre están al borde del naufragio.

Besos y kleenex, querido Dissortat

¡Aiiiich!

Pilar dijo...

Hay nudos muy difíciles de desatar, que nos empujan a apretarlos más, sin pensar en la manera que lo hacemos ni lo que mantenemos atado.

Jerukiti dijo...

M'encanta la cançó!!!! (:D) I he entés a la primera algun trosset!!! El cantant ho viu!! (I té uns ullets interessants...). Mític el trosset de l'inici quan acaben de tocar tots els violins i sona la guitarra i es veu al cantant i al xinés!!! :) Vaig a buscar la cançó!!