21 de noviembre de 2008

Mis frustraciones y yo

Me gustaría tener un funeral así, con toda la pompa que merecía un Orléans, en este caso el padre del inspirador del título de este blog sin lectores. Estoy seguro que tendré un vulgar entierro, espero que sin ritos religiosos. Mi “alma” (y hago aguas mayores sobre ella), si es que existe, no necesita que nadie le dé el pasaporte visado para “volar” de mi cuerpo mortal, que como todos, será pasto de los gusanos que se lo comerán con avidez, pero que morirán a causa del puro veneno que destilo.

Imagen: funeral de Luis de Orlèans.

2 comentarios:

Jerukiti dijo...

Tú ningún lector te da recuerdos... xD A mí que em cremen i que m'amollen per la muntanya... entre pins, romaní, espígol i nius d'aranya.

Dissortat dijo...

En mi presensia no creman a nadie. El polvo al polvo y yastá. xDDD